Archivos de la categoría ‘Partido Socialista Obrero Español’

Hace cerca de 137 años, después del pronunciamiento de Manuel Pavía, los que se disputaban el poder eran Antonio Cánovas del Castillo y Mateo Práxedes Sagasta (líderes del Partido Conservador y el Partido Liberal, respectivamente). Ahora son José Luis Rodríguez Zapatero Mariano Rajoy Brey.

El panorama no ha cambiado demasiado, antes se recurría al fraude electoral y al caciquismo; ahora se recurre a la demagogia y la difamación (al caciquismo también, pero no parece políticamente correcto en estos tiempos).

El problema reside en que el programa político de unos y otros cada vez está menos claro, dentro del bipartidismo están los socialistas (con una política totalmente conservadora) y los conservadores (un nauseabundo reflejo del franquismo); por supuesto, con el sistema actual, los partidos minoritarios están de adorno.

Ahora está en el poder el PSOE, y el PP se dedica a rechazar todas sus propuestas (menos las que valgan para arrimarse a Estados Unidos, por supuesto). El programa del Partido Popular es cada día más rancio, más reaccionario (una pena que no pueda disfrutarlo el conde de Maistre); pero no tienen nada claro, sólo que quieren gobernar y que profesan el cambio (lo que no sabemos es hacia donde…). Luego está el Partido Socialista Obrero Español, que en algún momento se olvidaron del significado de socialista obrero.

Sea por desgaste gubernamental o porque en época de crisis el pueblo se vuelve más retrógrado, estamos condenados a que el conservadurismo regrese al gobierno. La necesidad de cambio es imperiosa, pero no sólo en el gobierno central, si no que es necesaria en todo el sistema; pero eso nadie parece verlo…


Bendita España, venerable democracia y santa bazofia.

Menos mal que estamos bajo el mandato de un gobierno “socialista” y digo menos mal porque no me imagino que pasaría bajo un gobierno “conservador” (aunque me rio yo del socialismo profesado por el PSOE, me parece que se les ha olvidado de que va la cosa…). Digo esto porque me parece inconcebible que visto lo que ocurre en Libia y Japón (cosas muy diferentes por supuesto, pero catástrofes las dos) aquí a los “españolitos” sólo les importen los “4” turistas españoles que estaban en Libia cuando comenzaron las revueltas y los “4” españoles que residen en Japón y se encontraban allí mientras se sucedían las réplicas del terremoto.

Resulta que lo ineludible es buscar a “4” españoles y saber si están bien, ¿que más dan los oriundos del lugar?, ¿por qué debe importarnos que cerca de 10000 japoneses estén muertos o desaparecidos? No es problema nuestro por lo que se ve… ¿Acaso es problema nuestro lo que ocurra en Fukushima, debería importarnos que hubiese una explosión en las inmediaciones de un reactor nuclear? Da igual… no son españoles los que tienen problemas.

En Libia por fin el pueblo se levanta contra una dictadura que roza ya lo esperpéntico, Gadafi parece un personaje sacado de una obra de Valle-Inclán y su hijo, que si sigue así el levantamiento lo sucederá en el poder, un personaje de una película de Hitchcock. No contentos con la matanza que se está llevando a cabo en Libia, con los miles de muertos de los que se habla ya, los gobiernos más poderosos del mundo todavía no se meten directamente en el conflicto y, por si no llegaba con eso el señor Ricardo Patiño dice que “[…] por una crisis humanitaria no se puede invadir un país […]” (el canciller de Ecuador, alguien que dice ser marxista). Pero pensándolo bien, ¿importa?; que son libios señores… no españoles, ni franceses, ni estadounidenses, ni canadienses,… Nosotros seguiremos teniendo petróleo, no se preocupen.

Y os preguntaréis que tiene que ver lo que pasa en Japón con la política, tiene mucho que ver señores, los japoneses no le importan al resto del mundo y los libios tampoco, además esos gobiernos que profesan el progreso, esos gobiernos que dicen que no deben existir barreras entre naciones, son una mentira; como ya dio a entender cierto filósofo en su momento, cuando subes al poder la derecha te posee.